EL AIKIDO2019-08-27T13:11:12+00:00

¿QUÉ ES EL AIKIDO?

Aikido (合 気 道 aikidō), traducido literalmente “la forma de unirnos con Ki” es una disciplina marcial japonesa con una fuerte tendencia filosófica, desarrollada por Morihei Ueshiba a principios del siglo XX.

El Aikido es un arte marcial japonés, que utiliza inmovilizaciones y proyecciones como defensa contra un ataque. En el desempeño de las técnicas de aikido, el poder del atacante se invierte para usarlo contra él. Muchas técnicas de aikido son de naturaleza circular, por lo que el aikido también puede usarse contra múltiples atacantes. El Aikido es fluido, dinámico, refinado y elegante, pero al mismo tiempo también potente y eficiente.

El aikido conoce las técnicas con las manos descubiertas, así como el manejo de las armas, por supuesto en forma de una espada de madera (Bok-ken), un palo de madera o baston corto (Jo) y una daga de madera (Tanto).

El nombre ‘Aikido’ consta de 3 palabras (ai – ki – do). Ai significa armonía, unidad. Ki significa energía (interna). Do significa (el) camino. El aikido se traduce libremente de varias maneras, por ejemplo, como ‘el camino de la armonía’, ‘el camino para unir la vida y las fuerzas universales’.

Ai: Unión, armonía, coordinación. El Kanji se compone de tres signos, el primero es un tejado protector, el segundo una barra horizontal que simboliza la unidad y el tercero un rectángulo que se refiere al cuaternario inferior, principio metafísico relacionado con la manifestación material (las cuatro dimensiones espacio-temporales), por ello su significado como boca que expresa o abertura vacía por la que emerge todo lo creado. Esa cualidad de vacío, vacuidad, es la que le permite ser la fuente de la creación.

Ki: La fuerza vital, la energía manifestada, el espíritu. El ideograma está formado por tres signos. El primero representa las nubes del cielo; el segundo el aliento, el soplo vital, el vapor y el éter y el tercero una espiga de arroz desgranada como símbolo del alimento generador de energía.

Do: Estudio, camino, búsqueda, vía. El símbolo inferior simboliza el hecho de caminar hacia un ideal, mientras que el superior una cabeza con los cabellos arreglados como referencia de “el soberano”, “el jefe principal”, “el origen de algo”. Su significado global se entiende como la búsqueda de un ideal.

El estudio del aikido no se trata solo de las técnicas para superar a un atacante. También se trata de superarse y tratar a los demás con respeto,  A través de la repetición continua de las técnicas de aikido durante el entrenamiento, en la búsqueda de un rendimiento eficiente y ,perfeccionamiento de nuestro carácter, llevando los límites y obteniendo el control sobre el cuerpo y la mente. El verdadero desafío es superar las propias deficiencias, negatividad y el egoísmo, volverse mejores humanos y crecer tanto física como espiritualmente.

El estudio de las armas tradicionales japonesas como el bokken (sable de madera), el Jo (bastón de madera) o el Tanto (pequeño sable de madera), constituye el complemento ideal para entender mejor los principios y la dinámica de las técnicas de Aikido. Su estudio requiere por lo tanto un compromiso intenso por parte del practicante, alimentado a través de un entrenamiento paciente y muy constante.

Aikido (合 気 道 aikidō), traducido literalmente “la forma de unirnos con Ki” es una disciplina marcial japonesa con una fuerte tendencia filosófica, desarrollada por Morihei Ueshiba a principios del siglo XX.

El Aikido es un arte marcial japonés, que utiliza inmovilizaciones y proyecciones como defensa contra un ataque. En el desempeño de las técnicas de aikido, el poder del atacante se invierte para usarlo contra él. Muchas técnicas de aikido son de naturaleza circular, por lo que el aikido también puede usarse contra múltiples atacantes. El Aikido es fluido, dinámico, refinado y elegante, pero al mismo tiempo también potente y eficiente.

El aikido conoce las técnicas con las manos descubiertas, así como el manejo de las armas, por supuesto en forma de una espada de madera (Bok-ken), un palo de madera o baston corto (Jo) y una daga de madera (Tanto).

El nombre ‘Aikido’ consta de 3 palabras (ai – ki – do). Ai significa armonía, unidad. Ki significa energía (interna). Do significa (el) camino. El aikido se traduce libremente de varias maneras, por ejemplo, como ‘el camino de la armonía’, ‘el camino para unir la vida y las fuerzas universales’.

Ai: Unión, armonía, coordinación. El Kanji se compone de tres signos, el primero es un tejado protector, el segundo una barra horizontal que simboliza la unidad y el tercero un rectángulo que se refiere al cuaternario inferior, principio metafísico relacionado con la manifestación material (las cuatro dimensiones espacio-temporales), por ello su significado como boca que expresa o abertura vacía por la que emerge todo lo creado. Esa cualidad de vacío, vacuidad, es la que le permite ser la fuente de la creación.

Ki: La fuerza vital, la energía manifestada, el espíritu. El ideograma está formado por tres signos. El primero representa las nubes del cielo; el segundo el aliento, el soplo vital, el vapor y el éter y el tercero una espiga de arroz desgranada como símbolo del alimento generador de energía.

Do: Estudio, camino, búsqueda, vía. El símbolo inferior simboliza el hecho de caminar hacia un ideal, mientras que el superior una cabeza con los cabellos arreglados como referencia de “el soberano”, “el jefe principal”, “el origen de algo”. Su significado global se entiende como la búsqueda de un ideal.

El estudio del aikido no se trata solo de las técnicas para superar a un atacante. También se trata de superarse y tratar a los demás con respeto,  A través de la repetición continua de las técnicas de aikido durante el entrenamiento, en la búsqueda de un rendimiento eficiente y ,perfeccionamiento de nuestro carácter, llevando los límites y obteniendo el control sobre el cuerpo y la mente. El verdadero desafío es superar las propias deficiencias, negatividad y el egoísmo, volverse mejores humanos y crecer tanto física como espiritualmente.

El estudio de las armas tradicionales japonesas como el bokken (sable de madera), el Jo (bastón de madera) o el Tanto (pequeño sable de madera), constituye el complemento ideal para entender mejor los principios y la dinámica de las técnicas de Aikido. Su estudio requiere por lo tanto un compromiso intenso por parte del practicante, alimentado a través de un entrenamiento paciente y muy constante.

O’Sensei Morihei Ueshiba: fundador del aikido

El Aikido fue fundado por  O-sensei (gran maestro) Morihei Ueshiba a principios del siglo XX, nace el 14 de diciembre de 1883 en Tanabe, Japon. Estudió lucha de sumo, combate de bayoneta, artes de espada (Yagyu Ryu y Katori Shinto Ryu), técnicas de combate de lanza (Hozoin Ryu) y jo (palo) (Kukin Shin Ryu) y varias escuelas de jujutsu, incluyendo Daito ryu aikijutsu. O-sensei estudió Daito Ryu aikijutsu con el famoso maestro Sokaku Takeda, quien recibió instrucción en sumo, arte de la espada, lucha con lanza, karate y jujutsu, incluidas las técnicas de oshiki-uchi que aprendió del académico, artista marcial y sacerdote Saigo Tanomo. Estas técnicas habrían sido desarrolladas alrededor de los 1100s.

En 1903, Ueshiba se alistó en el ejercito japonés y en 1910, después de la guerra ruso japonesa, solicitó irse como colono a Hokkaido en la frontera norte de Japón. En este lugar estudió bajo la tutela de Sokaku Takeda maestro de la escuela Daito Ryu.

En 1919 se encontró con el maestro místico Wanisaburo Deguchi, de la doctrina O-moto- Kyo, siendo este encuentro de gran importancia espiritual para Ueshiba, al poco tiempo decide abrir un dojocon el nombre deUeshiba ryu denominando su arte marcial Aiki-bujutsu.

El 2 de enero de 1920 tras el fallecimiento de su padre decide volver con Wanisaburo Deguchi. Ese mismo año vuelve a abrir un dojo cerca de Tokio, cambiando el nombre de su arte marcial denominándolo Aiki-Budo.

En 1924 junto con  Wanisaburo Deguchi deja Japón para irse a Mongolia en una misión pacifista. Fueron hechos prisioneros por el ejército chino durante varios meses, siendo finalmente liberados. A su vuelta a Japón retoma su práctica del Budo y del ascetismo. Nunca un maestro de artes marciales había profundizado tanto en la búsqueda espiritual como lo hizo Ueshiba.

En 1930, tuvo lugar la visita a su dojo de Jigoro Kano, maestro fundador del Judo, y viendo el arte marcial practicado por Ueshiba dijo: “Este es mi budo ideal” y quiso llevarle a su dojo Kodokan. El maestro Ueshiba rehusó cortesmente esta invitación, y continuó practicando y desarrollando su arte de forma independiente. El maestro Kano envió a sus alumnos más aventajados, tales como MochizukiNagaoka, y Tomiki, entre otros, a estudiar el arte marcial desarrollado por Ueshiba.

En 1931 se instaló en Tokio y fundó el Dojo Kobukai. Hacia 1939 conoció a la familia Nakanishi, con la que estudió durante veinte años el Kototama, el Kiai y los aspectos más esotéricos y trascendentales del Budo, siendo esta la etapa más fundamental en la evolución de su Aikido.

En 1942 el Aikido fue oficialmente reconocido como el arte del Maestro Ueshiba.

En 1946, después de la Segunda Guerra Mundial, los americanos prohibieron la práctica de todas las artes marciales en Japón, hasta 1948 año en el que el Dojo Kobukai tomó el nombre de Aikikai, siendo el Aikido el primer arte marcial autorizado a continuar su práctica por su carácter pacifista.

El 26 de abril de 1969, a la edad de 86 años, fallecía el Maestro Ueshiba.

El Aikido fue fundado por  O-sensei (gran maestro) Morihei Ueshiba a principios del siglo XX, nace el 14 de diciembre de 1883 en Tanabe, Japon. Estudió lucha de sumo, combate de bayoneta, artes de espada (Yagyu Ryu y Katori Shinto Ryu), técnicas de combate de lanza (Hozoin Ryu) y jo (palo) (Kukin Shin Ryu) y varias escuelas de jujutsu, incluyendo Daito ryu aikijutsu. O-sensei estudió Daito Ryu aikijutsu con el famoso maestro Sokaku Takeda, quien recibió instrucción en sumo, arte de la espada, lucha con lanza, karate y jujutsu, incluidas las técnicas de oshiki-uchi que aprendió del académico, artista marcial y sacerdote Saigo Tanomo. Estas técnicas habrían sido desarrolladas alrededor de los 1100s.

En 1903, Ueshiba se alistó en el ejercito japonés y en 1910, después de la guerra ruso japonesa, solicitó irse como colono a Hokkaido en la frontera norte de Japón. En este lugar estudió bajo la tutela de Sokaku Takeda maestro de la escuela Daito Ryu.

En 1919 se encontró con el maestro místico Wanisaburo Deguchi, de la doctrina O-moto- Kyo, siendo este encuentro de gran importancia espiritual para Ueshiba, al poco tiempo decide abrir un dojocon el nombre deUeshiba ryu denominando su arte marcial Aiki-bujutsu.

El 2 de enero de 1920 tras el fallecimiento de su padre decide volver con Wanisaburo Deguchi. Ese mismo año vuelve a abrir un dojo cerca de Tokio, cambiando el nombre de su arte marcial denominándolo Aiki-Budo.

En 1924 junto con  Wanisaburo Deguchi deja Japón para irse a Mongolia en una misión pacifista. Fueron hechos prisioneros por el ejército chino durante varios meses, siendo finalmente liberados. A su vuelta a Japón retoma su práctica del Budo y del ascetismo. Nunca un maestro de artes marciales había profundizado tanto en la búsqueda espiritual como lo hizo Ueshiba.

En 1930, tuvo lugar la visita a su dojo de Jigoro Kano, maestro fundador del Judo, y viendo el arte marcial practicado por Ueshiba dijo: “Este es mi budo ideal” y quiso llevarle a su dojo Kodokan. El maestro Ueshiba rehusó cortesmente esta invitación, y continuó practicando y desarrollando su arte de forma independiente. El maestro Kano envió a sus alumnos más aventajados, tales como MochizukiNagaoka, y Tomiki, entre otros, a estudiar el arte marcial desarrollado por Ueshiba.

En 1931 se instaló en Tokio y fundó el Dojo Kobukai. Hacia 1939 conoció a la familia Nakanishi, con la que estudió durante veinte años el Kototama, el Kiai y los aspectos más esotéricos y trascendentales del Budo, siendo esta la etapa más fundamental en la evolución de su Aikido.

En 1942 el Aikido fue oficialmente reconocido como el arte del Maestro Ueshiba.

En 1946, después de la Segunda Guerra Mundial, los americanos prohibieron la práctica de todas las artes marciales en Japón, hasta 1948 año en el que el Dojo Kobukai tomó el nombre de Aikikai, siendo el Aikido el primer arte marcial autorizado a continuar su práctica por su carácter pacifista.

El 26 de abril de 1969, a la edad de 86 años, fallecía el Maestro Ueshiba.

Yoshimitsu Yamada Shihan: Director técnico de USAF/Sansuikai

Yoshimitsu Yamada nació el 17 de febrero de 1938 en Tokio. Su padre, Ichiro, fue profesor académico y su madre, Michio, se ocupaba de la casa. La  familia del padre era pariente de la familia Abe y cuando siendo niño, Ichiro perdió a sus padres, los Abe lo adoptaron.
La difícil situación de Japón durante la Segunda Guerra Mundial obligó a ambas familias a emigrar a Corea en los años cuarenta y se instalaron en Chinju, una pequeña ciudad a unas 200 millas de Seúl. La cabeza de la familia, Kazo, alquilaba tierras y tenía su propio negocio, e Ichiro Yamada se dedicó a los negocios de minería. Se quedaron en Corea hasta el fin de la guerra.

Tadashi Abe, primo de Ichiro Yamada, practicaba aikido desde 1942. Yoshimitsu Yamada de dieciocho años, quien en 1955 decidió unirse a Hombu dojo como uchi-deshi. Esto pudo ser gracias a la recomendación de Tadashi Abe, ya que el joven aspirante no había entrenado nunca en artes marciales. Su primer día como uchi-deshi fue también su primer día sobre el tatami. Enseguida se hizo amigo de sus sempais Nabuyoshi Tamura y Sadateru Arikawa.

Los entrenamientos eran exigentes y la vida en el dojo de una naturaleza casi ascética. Cada uchi-deshi tenía que hacer ciertas tareas y  participar en las clases privadas. Yoshimitsu Yamada aún hoy recuerda el horario. El primer entenamiento, dirigido por Kishomaru Ueshiba, empezaba a las 6:30, luego había otro a las 8:00 por Koichi Tohei o Kisaburo Osawa, quien una vez por semana era reemplazado por Kenji Tomiki. Hiroshi Tada o Seigo Yamaguchi daban la clase de las 15:00 y las clases de las 16:00 y 18:30 estaban dictadas por diferentes profesores. Koichi Tohei era un ídolo para muchos practicantes, que se impresionaban con su carácter y con sus habilidades técnicas.  Con el tiempo, el grupo de estudiantes creciendo con Yasuo Kabayashi, Kazuo Chiba, Mitsunari Kanai y Seichi Sugano quienes junto con Yoshimitsu Yamada, formaron un grupo de amigos muy unido.

Yoshimitsu Yamada, como delegado de Hombu Dojo, enseñó aikido en bases militares americanas. Perfeccionó sus conocimientos de inglés y conoció la cultura y tradiciones que lo fascinaron. Quería ir a Estados Unidos.

A principios de los años sesenta se presentó una oportunidad. El pretexto fue la iniciativa de un grupo americano de entusiastas interesados en Aikido. Eddie Hagihara de Nueva York a quien Yoshimitsu conoció personalmente en Japón, se contactó con Hombu Dojo. En 1964 le pidieron a la Sede Central de Hombu que hicieran una exhibición de aikido en la Feria Internacional de Nueva York. Al principio el dojo fue representado por Koichi Tohei, pero debido a una lesión hubo que cambiar los planes y se lo envió a Yoshimitsu Yamada. Aprovechando la oportunidad se encontró con sus amigos americanos y aceptó ocuparse de la Escuela de Aikido de Nueva York.

El grupo de Nueva York no estaba bien organizado, nadie tenía experiencia en el manejo de una escuela de Aikido y Yoshimitsu tuvo que hacer todo desde cero, desde los asuntos de organización a la enseñanza de las técnicas. La falta de medios económicos no facilitó la situación y junto con el primer uchi-deshi de Nueva York, Ángel Tineo-Álvarez, vivían y dormían en el vestuario ya que alquilar un departamento era solo un sueño. Todo el dinero iba al mantenimiento de la escuela y las perpectivas no eran prometedoras.

Estos primeros años fueron un desafío importante para Yoshimitsu,  si bien estaba fuertemente apoyado por sus alumnos, quienes estabn involucrados en asuntos del dojo, algunos de ellos son Mike Abrams, Harvey Konigsberg, Harry McCormack, En los años 60 había un promedio de aproximadamente 50 personas entrenando en el dojo.

Lentamente el aikido se fue haciendo atractivo para la gente no solo de Nueva York sino de toda la Costa Este.  Esto fue principalmente debido al increíble compromiso de Yamada Sensei. Viajaba tanto, a Boston, sur de Nueva Jersey, Pensilvania y Canadá, que sus alumnos empezaron a quejarse de que no estaba nunca en Nueva York. Sin embargo, como él era la única persona con la experiencia correcta, tenía que ocuparse de todo. Los acciones de Yoshimitsu Yamada fueron deliberadas, trabajar en los cimientos resultó con el tiempo en muchos grandes profesores que hasta el día de hoy tienen sus propias escuelas.

Así, en 1968 se creó la United States Aikido Federation (Federación Estadounidense de Aikido). Esto fue debido a la cooperación entre los maestros delegados por Hombu Dojo en Estados Unidos y es la mayor organización de Norte América.Dos décadas después de la instalación del dojo en EEUU, en 1984 se hizo un gran curso de verano con el Doshu Kisshomaru Ueshiba. Esta prueba de valoración fue un incentivo para trabajar aún más. Sensei viajaba más y más y en 1992 lo invitó a Seichi Sugano Sensei a cooperar con él. Sus amigos de los tiempos de Hombu Dojo se unieron a New York Aikikai dándole a la escuela una importancia única. El dojo de Nueva York es la única escuela del mundo en la que dos alumnos directos de O’Sensei enseñan conjuntamente.

Yoshimitsu Yamada pasó en Hombu Dojo alrededor de siete años. Desde aquel tiempo el conjunto de técnicas que se enseñan ha cambiado mucho y el aikido en sí es ligeramente distinto del arte marcial que los primeros uchi-deshi de Morihei Ueshiba aprendieron. A pesar de esta evolución, Yamada Sensei intenta transmitir las cosas que aprendió en ese tiempo. De enseñanza ortodoxa, enseña las técnicas básicas, que intenta no modificar. Cree que es necesaria una base sólida para un desarrollo apropiado. Es un entusiasta de la práctca intensa como medio  de desarrollo tanto físico como espiritual. No se opone a la práctica dura, conforme al espíritu del budo, pero no justifica que haya brutalidad o estupidez en el tatami.

Aún viaja intensivamente visitando casi todos los continentes. Es el presidente de la Federación Americana de Aikido y de Aikido Sansuikai International, asociación que nuclea a todos los países latinoamericanos y países europeos , Reconocida por Hombu Dojo Japon ( a la cual pertenece Aikikai Valencia -Nintai Dojo ). Actualmente Yamada sensei continua dando diversas clases en New York Aikikai y dictando multiples seminarios por Todo el mundo.

Yoshimitsu Yamada nació el 17 de febrero de 1938 en Tokio. Su padre, Ichiro, fue profesor académico y su madre, Michio, se ocupaba de la casa. La  familia del padre era pariente de la familia Abe y cuando siendo niño, Ichiro perdió a sus padres, los Abe lo adoptaron.
La difícil situación de Japón durante la Segunda Guerra Mundial obligó a ambas familias a emigrar a Corea en los años cuarenta y se instalaron en Chinju, una pequeña ciudad a unas 200 millas de Seúl. La cabeza de la familia, Kazo, alquilaba tierras y tenía su propio negocio, e Ichiro Yamada se dedicó a los negocios de minería. Se quedaron en Corea hasta el fin de la guerra.

Tadashi Abe, primo de Ichiro Yamada, practicaba aikido desde 1942. Yoshimitsu Yamada de dieciocho años, quien en 1955 decidió unirse a Hombu dojo como uchi-deshi. Esto pudo ser gracias a la recomendación de Tadashi Abe, ya que el joven aspirante no había entrenado nunca en artes marciales. Su primer día como uchi-deshi fue también su primer día sobre el tatami. Enseguida se hizo amigo de sus sempais Nabuyoshi Tamura y Sadateru Arikawa.

Los entrenamientos eran exigentes y la vida en el dojo de una naturaleza casi ascética. Cada uchi-deshi tenía que hacer ciertas tareas y  participar en las clases privadas. Yoshimitsu Yamada aún hoy recuerda el horario. El primer entenamiento, dirigido por Kishomaru Ueshiba, empezaba a las 6:30, luego había otro a las 8:00 por Koichi Tohei o Kisaburo Osawa, quien una vez por semana era reemplazado por Kenji Tomiki. Hiroshi Tada o Seigo Yamaguchi daban la clase de las 15:00 y las clases de las 16:00 y 18:30 estaban dictadas por diferentes profesores. Koichi Tohei era un ídolo para muchos practicantes, que se impresionaban con su carácter y con sus habilidades técnicas.  Con el tiempo, el grupo de estudiantes creciendo con Yasuo Kabayashi, Kazuo Chiba, Mitsunari Kanai y Seichi Sugano quienes junto con Yoshimitsu Yamada, formaron un grupo de amigos muy unido.

Yoshimitsu Yamada, como delegado de Hombu Dojo, enseñó aikido en bases militares americanas. Perfeccionó sus conocimientos de inglés y conoció la cultura y tradiciones que lo fascinaron. Quería ir a Estados Unidos.

A principios de los años sesenta se presentó una oportunidad. El pretexto fue la iniciativa de un grupo americano de entusiastas interesados en Aikido. Eddie Hagihara de Nueva York a quien Yoshimitsu conoció personalmente en Japón, se contactó con Hombu Dojo. En 1964 le pidieron a la Sede Central de Hombu que hicieran una exhibición de aikido en la Feria Internacional de Nueva York. Al principio el dojo fue representado por Koichi Tohei, pero debido a una lesión hubo que cambiar los planes y se lo envió a Yoshimitsu Yamada. Aprovechando la oportunidad se encontró con sus amigos americanos y aceptó ocuparse de la Escuela de Aikido de Nueva York.

El grupo de Nueva York no estaba bien organizado, nadie tenía experiencia en el manejo de una escuela de Aikido y Yoshimitsu tuvo que hacer todo desde cero, desde los asuntos de organización a la enseñanza de las técnicas. La falta de medios económicos no facilitó la situación y junto con el primer uchi-deshi de Nueva York, Ángel Tineo-Álvarez, vivían y dormían en el vestuario ya que alquilar un departamento era solo un sueño. Todo el dinero iba al mantenimiento de la escuela y las perpectivas no eran prometedoras.

Estos primeros años fueron un desafío importante para Yoshimitsu,  si bien estaba fuertemente apoyado por sus alumnos, quienes estabn involucrados en asuntos del dojo, algunos de ellos son Mike Abrams, Harvey Konigsberg, Harry McCormack, En los años 60 había un promedio de aproximadamente 50 personas entrenando en el dojo.

Lentamente el aikido se fue haciendo atractivo para la gente no solo de Nueva York sino de toda la Costa Este.  Esto fue principalmente debido al increíble compromiso de Yamada Sensei. Viajaba tanto, a Boston, sur de Nueva Jersey, Pensilvania y Canadá, que sus alumnos empezaron a quejarse de que no estaba nunca en Nueva York. Sin embargo, como él era la única persona con la experiencia correcta, tenía que ocuparse de todo. Los acciones de Yoshimitsu Yamada fueron deliberadas, trabajar en los cimientos resultó con el tiempo en muchos grandes profesores que hasta el día de hoy tienen sus propias escuelas.

Así, en 1968 se creó la United States Aikido Federation (Federación Estadounidense de Aikido). Esto fue debido a la cooperación entre los maestros delegados por Hombu Dojo en Estados Unidos y es la mayor organización de Norte América.Dos décadas después de la instalación del dojo en EEUU, en 1984 se hizo un gran curso de verano con el Doshu Kisshomaru Ueshiba. Esta prueba de valoración fue un incentivo para trabajar aún más. Sensei viajaba más y más y en 1992 lo invitó a Seichi Sugano Sensei a cooperar con él. Sus amigos de los tiempos de Hombu Dojo se unieron a New York Aikikai dándole a la escuela una importancia única. El dojo de Nueva York es la única escuela del mundo en la que dos alumnos directos de O’Sensei enseñan conjuntamente.

Yoshimitsu Yamada pasó en Hombu Dojo alrededor de siete años. Desde aquel tiempo el conjunto de técnicas que se enseñan ha cambiado mucho y el aikido en sí es ligeramente distinto del arte marcial que los primeros uchi-deshi de Morihei Ueshiba aprendieron. A pesar de esta evolución, Yamada Sensei intenta transmitir las cosas que aprendió en ese tiempo. De enseñanza ortodoxa, enseña las técnicas básicas, que intenta no modificar. Cree que es necesaria una base sólida para un desarrollo apropiado. Es un entusiasta de la práctca intensa como medio  de desarrollo tanto físico como espiritual. No se opone a la práctica dura, conforme al espíritu del budo, pero no justifica que haya brutalidad o estupidez en el tatami.

Aún viaja intensivamente visitando casi todos los continentes. Es el presidente de la Federación Americana de Aikido y de Aikido Sansuikai International, asociación que nuclea a todos los países latinoamericanos y países europeos , Reconocida por Hombu Dojo Japon ( a la cual pertenece Aikikai Valencia -Nintai Dojo ). Actualmente Yamada sensei continua dando diversas clases en New York Aikikai y dictando multiples seminarios por Todo el mundo.

Donovan Waite Shihan: discípulo de Yamada sensei

Donovan Waite sensei comenzó su practica de judo a la edad de 7 años en Birmingham (Inglaterra). A los 8 años experimenta su primer contacto con el aikido en el dojo dirijido por Ralph Reynolds y años mas tarde, con 14 años, recibe su grado Shodan (primer Dan) bajo la dirección técnica de TK Chiba sensei. A partir de ese momento Donovan sensei continua su desarrollo en el aikido bajo la dirección de grandes maestros como Chiba sensei, Tamura Sensei, Saito sensei, Sugano Sensei y Yamada Sensei, con la filosofía permanente de unificar los diferentes enfoques en su propio estilo.  

En 1984, decide mudarse a Nueva York e iniciar el programa de Uchi Deshi bajo la dirección técnica de Yamada Sensei. Su estancia en el dojo se alargará mas de 10 años bajo la tutela de Yamada sensei, quien le guiará en su perfeccionamiento, basado en los amplios movimientos, el centro poderoso y la estructura básica que caracterizan a Yamada Sensei. Por otro lado y, gracias a la influencia de Saito y Chiba sensei, Donovan Waite sensei desarrolla un programa de armas poniendo en valor su importancia en el desarrollo del taijutsu (manos libres). Así mismo, Donovan Waite sensei desarrolla su propio método de ukemis (caidas o recibimiento de técnicas) dirijido a la consecución de una práctica más segura y duradera que evite posibles lesiones, como podemos apreciar en los instructivos videos “Meeting the mat” y “Los principios de dar y recibir”.
Actualmente, Donovan Waite sensei es 7mo dan Aikikai Shihan, miembro del comité tecnico de la USAF. También es profesor en New York Aikikai y maestro principal de aikido en la ciudad de Filadelfia, en el Aikido Institute of PHL. Simultáneamente, todos los años imparte seminarios alrededor del mundo, en países como Brasil, Argentina, Colombia, Republica Dominicana, Estados Unidos, Canada, España, Inglaterra, Israel, Belgica u Holanda entre otros.

Donovan Waite sensei comenzó su practica de judo a la edad de 7 años en Birmingham (Inglaterra). A los 8 años experimenta su primer contacto con el aikido en el dojo dirijido por Ralph Reynolds y años mas tarde, con 14 años, recibe su grado Shodan (primer Dan) bajo la dirección técnica de TK Chiba sensei. A partir de ese momento Donovan sensei continua su desarrollo en el aikido bajo la dirección de grandes maestros como Chiba sensei, Tamura Sensei, Saito sensei, Sugano Sensei y Yamada Sensei, con la filosofía permanente de unificar los diferentes enfoques en su propio estilo.  

En 1984, decide mudarse a Nueva York e iniciar el programa de Uchi Deshi bajo la dirección técnica de Yamada Sensei. Su estancia en el dojo se alargará mas de 10 años bajo la tutela de Yamada sensei, quien le guiará en su perfeccionamiento, basado en los amplios movimientos, el centro poderoso y la estructura básica que caracterizan a Yamada Sensei. Por otro lado y, gracias a la influencia de Saito y Chiba sensei, Donovan Waite sensei desarrolla un programa de armas poniendo en valor su importancia en el desarrollo del taijutsu (manos libres). Así mismo, Donovan Waite sensei desarrolla su propio método de ukemis (caidas o recibimiento de técnicas) dirijido a la consecución de una práctica más segura y duradera que evite posibles lesiones, como podemos apreciar en los instructivos videos “Meeting the mat” y “Los principios de dar y recibir”.
Actualmente, Donovan Waite sensei es 7mo dan Aikikai Shihan, miembro del comité tecnico de la USAF. También es profesor en New York Aikikai y maestro principal de aikido en la ciudad de Filadelfia, en el Aikido Institute of PHL. Simultáneamente, todos los años imparte seminarios alrededor del mundo, en países como Brasil, Argentina, Colombia, Republica Dominicana, Estados Unidos, Canada, España, Inglaterra, Israel, Belgica u Holanda entre otros.